Beneficios del Pádel.

Pádel 07

El pádel, como la práctica de cualquier deporte, aporta numerosos beneficios para la salud. En el caso del pádel, no sólo aumentamos nuestra condición física y quemamos calorías, con lo que nos ayuda a ponernos en forma, sino que también mejoramos nuestra coordinación de movimientos, nuestra agilidad y nuestros reflejos al tiempo que tonificamos nuestro cuerpo. Al ser un deporte esencialmente aeróbico, el pádel contribuye a mejorar nuestro sistema cardiovascular y a prevenir posibles enfermedades cardíacas. Además, las lesiones son menos frecuentes que en muchos otros deportes, ya que se ejercita el cuerpo en su conjunto y los movimientos son bastante controlados, aunque en ocasiones puedan producirse lesiones por mala postura. Por ello es tan importante, como en todos los deportes, calentar antes de salir a jugar para que nuestros músculos estén preparados para el esfuerzo, y estirar al finalizar la partida de pádel.

Aunque tiene el mismo sistema de puntuación que el tenis y se parecen bastante, se juega en pistas más pequeñas (de 10x20m) que requieren aún más agilidad de movimientos y más reflejos para devolver la pelota a tiempo, y se juega con unas palas específicas bastante distintas a las raquetas tradicionales. El juego del pádel se basa en desplazamientos cortos de piernas en todas direcciones, coordinación y uso de ambos brazos para darle de forma correcta a la pelota y además se caracteriza por la lectura anticipada de la próxima jugada por lo que, además de un desarrollo adecuado de nuestra psicomotricidad, también se requiere una mente ágil y despierta.

Una de las razones principales que ha motivado el éxito del pádel es la facilidad de juego ya que no es un deporte que requiera conseguir un alto nivel de técnica para poder disfrutar de él, sino que con unas cuantas sesiones ya se puede adquirir un nivel medio y disfrutar de pleno del juego. Además, otra de sus principales ventajas es que el pádel es un deporte que se puede jugar prácticamente a cualquier edad sin suponer demasiado desgaste físico. Desde los niños que empiezan en el colegio a las personas de edad avanzada que quieren practicar algún deporte al aire libre de forma activa sin someterse a excesos físicos. Pero además de que el pádel es muy beneficioso para nuestra salud física, también lo es para nuestra salud psíquica y mental, ya que se trata de uno de los deportes más sociales del momento, pues suele jugarse en parejas y normalmente permite conocer a mucha gente con intereses similares y pasárnoslo bien con ellos. Para muchos, lo más importante es que el pádel es un deporte divertido que nos motiva y nos ayuda a sentirnos mejor, despejarnos, concentrarnos en el juego y olvidarnos durante ese rato de los problemas y tensiones del día a día, eliminando el estrés y la ansiedad acumulados.

You may also like...

Deja un comentario